Hospital Queen Elizabeth

El hospital Queen Elizabeth incluye el WiFi gratuito en sus tratamientos
Resumen

Purple trabaja en colaboración con la NHS Foundation Trust del hospital Queen Elizabeth en King’s Lynn para proporcionar una solución WiFi de calidad a pacientes, visitas y personal que les permita conectarse a Internet durante su estancia en el hospital. La solución de WiFi y análisis de Purple se instaló en julio de 2016 en los 375 puntos de acceso de Cisco que ya había en las instalaciones. Actualmente, miles de personas utilizan activamente el servicio gratuito mes a mes.

El reto

Antes del verano pasado, el hospital Queen Elizabeth solo disponía de acceso WiFi en salas de Internet de gestión privada que se encontraban en la entrada del hospital, por lo que no se podía utilizar el servicio en los pasillos y salas de espera. Como parte de su programa para mejorar la experiencia de los pacientes en el NHS Foundation Trust, el hospital Queen Elizabeth empezó a estudiar cuál sería el mejor tipo de solución WiFi para sus pacientes.

Hoy en día, los pacientes esperan disponer de una conexión WiFi en el hospital, ya que quieren mantener el contacto con amigos y familiares durante el tratamiento. El hospital Queen Elizabeth consideraba que disponer de conectividad gratuita era especialmente importante en el Roxburgh Children’s Centre, dado que tanto a los niños ingresados como a sus padres les gusta poder enviarse vídeos y acceder a sitios web interactivos durante su estancia.

Análisis e instalación

El hospital Queen Elizabeth analizó con una serie de proveedores la posibilidad de ofrecer conectividad WiFi a los pacientes. No obstante, cuando conocieron la solución de Purple, el equipo quedó gratamente impresionado por la funcionalidad y las posibilidades que ofrecía. No solo podrían ofrecer total conectividad en el conjunto de las instalaciones, sino que podrían distribuir información y actualizaciones de carácter importante a los usuarios del WiFi, tanto para recordar a las visitas de que se laven las manos y controlen las posibles infecciones mientras se encuentren en el centro como para distribuir correos electrónicos sobre el calendario invernal de vacunaciones contra la gripe con posterioridad a su visita.

El hecho de que fuera posible instalar Purple aprovechando la infraestructura informática existente fue otra de las ventajas que el trust encontró más atractiva, sin olvidar el consiguiente ahorro. El contrato con el hospital Queen Elizabeth se formalizó oficialmente a primeros de julio. En apenas dos semanas, el servicio WiFi entró en funcionamiento, pudiéndose acceder a él a través de un sencillo formulario para pacientes en una página de inicio dedicada. La solución gozó de amplia difusión en todo el hospital y en su página web para asegurarse de que los pacientes y las visitas tuvieran pleno conocimiento del novedoso servicio.

A pleno rendimiento

Hasta la fecha, el WiFi público gratuito del hospital ha resultado ser muy popular, habiéndose conectado más de 23 000 usuarios a la solución desde que fue instalada. En agosto de 2016, el primer mes completo de acceso vía WiFi, se conectaron al WiFi un total de 5847 usuarios, y en enero de 2017, esta cifra había aumentado en casi un 10 %.

En relación con Purple, Michael West, jefe de TIC de la NHS Foundation Trust del hospital Queen Elizabeth en King’s Lynn, comentó lo siguiente: «Las opiniones que hemos recibido de los pacientes sobre el WiFi han sido muy positivas; los indicadores clave del rendimiento semanales que obtenemos del portal de Purple demuestran que la oferta está siendo ampliamente utilizada y los datos demográficos de los usuarios han resultado ser especialmente interesantes. El principal grupo demográfico del hospital corresponde a pacientes de la tercera edad y, en las primeras conversaciones que se mantuvieron sobre el WiFi, mucha gente creyó que esta categoría de edad no utilizaría el servicio. Sin embargo, no ha sido así, ya que muchos de los pacientes de más edad sí la utilizan. Esta información es muy útil para justificar el uso entre nuestro grupo demográfico más amplio.”

Los sistemas de análisis de Purple han demostrado que el 42 % de las personas que utilizan el WiFi tienen más de 45 años, y un 20 % de este grupo más de 65 años. El equipo de marketing del hospital Queen Elizabeth tiene planes para, más adelante, enviar comunicaciones de marketing a la gran base de datos de correos electrónicos que se ha recopilado gracias a Purple. Se van a colocar varias televisiones por todo el hospital con información importante con la intención de utilizar esos mensajes y actualizaciones en la página de inicio cuando la gente se conecte al WiFi.